Con un trabajo intenso de la Policía Nacional, la Marina de Guerra del Perú y la Fiscalía, se logró intervenir a la embarcación Virtud del Rey, que transportaba dos toneladas de cocaína distribuidas en 55 sacos. El hecho ocurrió en el mar de región La Libertad.

La droga era transportaba hasta un determinado punto y luego puesta en una embarcación más grande que esperaba fuera de las 200 millas peruanas y cuyo destino final era México.

La operación logró detener a cinco personas en mar y tras tres en tierra. La droga fue decomisada y llevada al puerto del Callao, para las acciones de ley.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here