Por un periodo de 30 días durarán los trabajos de descolmatación en la quebrada San Ildefonso para así liberarla de los montículos de basura y desmonte que abundan en su cauce.

En una visita in situ, el gobernador regional Manuel Llempén explicó que las labores se realizarán en una extensión de 2.5 km. Se está trabajando con un cargador frontal y tres volquetes, los cuales empezaron en el badén ubicado en la calle Andrés Castillo, distrito de El Porvenir.

Durante la visita por parte de las autoridades se pudo corroborar la gran cantidad de desperdicios y material concreto acumulado en las márgenes de la quebrada, producto de la negligencia de los mismos habitantes de la zona y de los volqueteros que llevan los restos de construcción a ese punto.

“La carga pesada puede representar un arma mortal con la velocidad del agua”, sostuvo en referencia a unos pesados bloques de concreto en pleno cauce. En tanto, el alcalde de El Porvenir, Víctor Rebaza, en base a la sugerencia del gobernador, tomó la decisión de restringir el ingreso a la quebrada por calles conexas por donde los volquetes llegan con el desmote.

Con la descolmatación se busca tomar medidas preventivas para que, en caso se reactive la quebrada San Ildefonso, la corriente de agua no cause graves daños materiales ni perjudique a los habitantes de la provincia de Trujillo.

Como conclusión, las autoridades determinaron establecer una reunión de la Plataforma Regional de Defensa Civil para abordar esta problemática y tomar medidas adecuadas en la prevención de desastres ante fuertes lluvias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here