Con lagrimas en los ojos, una madre de familia castigo a su menor hija quien había escapado de su casa para ir en brazos de su enamorado.

La progenitora pidió apoyo de las rondas campesinas para dar con el paradero de la menor de 16 años, quien se fugó de su casa por mandato de su enamorado sin importarles las consecuencias.

La madre de familia puso a su hija a disposición de las rondas campesinas porque manifestaba que ni a su padre le hacía caso, es así como las rondas decidieron que la madre castigue a latigazos a la adolescente por todo lo ocurrido.

Finalmente la menor de 16 pidió perdón a su madre y le prometió portarse bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here