Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

A uno de los mineros que durante  años amasó fortuna por presuntamente practicar la minería de manera ilegal en el cerro El Toro (Huamachuco) en la provincia de Sánchez Carrión, en la sierra de La Libertad; le llegó su fin.

Se trata del líder de la iglesia evangélica Lazos de Amor, Guzmán Oswaldo Alva Polo,  propietario de la planta de Procesamiento de Minerales Auríferos Alva, que era causante de contaminación en esta parte de la sierra liberteña,  fue excluido del Registro de Formalización Minera (Reinfo) que le servía como fachada para su ilícito accionar.

Alva, quien a pesar de las evidencias, negó dedicarse a la actividad minera, accedió al Reinfo, y todo hace indicar que no cumplió con los requisitos exigidos por la ley para culminar con la formalización. Ante ello, la Dirección General de Formalización Minera del Ministerio de Energía y Minas, a través del informe N.° 327-2020-MINEM/DGFM-REINFO, emitido el 14 de agosto, le revocó  su  inscripción al proceso de formalización minera.

Así lo informó el presidente de la Comisión Investigadora de Minería Ilegal en La Libertad, Greco Quiroz, quien indicó que el líder religioso era el más grande minero ilegal del cerro El Toro que contaminaba y ponía en peligro la salud de los pobladores de Huamachuco.

“Hemos insistido, ante la Dirección General de Formalización Minera, que retiren a toda esta gente que usaba de fachada el Registro Integral de Formalización Minera (Reinfo), ya que solo bastaba que se inscribieran para empezar a operar. Tras 5 años de lucha, acaban de notificarnos que ya excluyeron del Reinfo a Guzmán Alva”, aseguró Quiroz, también presidente del Consejo Regional de La Libertad.

“Era el más grande minero ilegal o uno de los más grandes en El Toro, por eso fue complicado lograr su exclusión. Él era el único que tenía planta”, agregó Greco Quiroz.

Es preciso recordar, que el 15 de  junio de este año el Minen también retiró del proceso de formalización a tres mineros ilegales porque ocupaban áreas restringidas por ley por tener  estudio de impacto ambiental. Aún queda resolverse la inscripción de los otros mineros que operan en el cerro El Toro, entre ellas de la empresa Minerals Doña Julia S.A.C., de Jorge Espejo, Fernando Miguel Polo Espejo, entre otros.

El pastor evangélico también era  investigado como uno de los presuntos responsables de la muerte de 8 mineros, ocurrida el 3 de marzo del 2019 en cerro El Toro.