En julio las exportaciones cayeron -13.6% reflejando una desaceleración en el ritmo de contracción. “La peor fue -50.6% en abril, seguido de -45.1% en mayo y -30.9% en junio, por lo que, en términos médicos, diríamos que el paciente sigue todavía en un cuadro delicado”, manifestó el presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), Erik Fischer Llanos.

En el acumulado enero-julio (US$ 19 mil 888 millones), la caída fue de -24.4%. Si las cifras de julio se convierten en tendencia para los próximos cinco meses, es posible que cerremos el año con una reducción cercana a -20%, estimó.

“Las empresas exportadoras no están operando al máximo de su capacidad productiva debido a los factores sanitarios. Algunas están asimilando gradualmente los mayores costos que implica operar no solo en condiciones difíciles en términos logísticos y de certificaciones, sino con menores niveles de productividad, otras dejaron de hacerlo”, acotó.

La gran incógnita por despejar –continuó– es el comportamiento de la demanda mundial debido a la recesión económica. El ritmo de recuperación de nuestros principales mercados y la suma de esfuerzos público-privado para impulsar los envíos con valor agregado serán los factores determinantes del futuro del sector”, dijo.

Afirmó que el rubro tradicional registró un descenso de -12.7% en julio y de -26.3% en el acumulado. Las no tradicionales, por su parte, retrocedieron -15.5% en julio y -19.9% en el acumulado.

“Son varios los factores que explican estas cifras. En las primarias es muy importante la recuperación del precio del oro (33.3%) y del cobre (6.3%). Las mejores cotizaciones internacionales amortiguaron la caída de los volúmenes de exportación. Otro factor fue la mayor captura de la anchoveta que dio lugar a un crecimiento de 22.5% de los despachos pesqueros (julio)”, expresó.

Por el lado de las no tradicionales se observó que los manufactureros aún están distantes de sus valores del año pasado. Los textiles cayeron -26.5%, en julio luego de disminuir -45.1% en junio, las confecciones -27.4% en julio cuando en junio presentaron un retroceso de -50.1%. La metalmecánica registró un descenso de -0.3% debido a que en julio del año pasado el sector tuvo un nivel de exportación inferior relativamente bajo respecto al promedio mensual del 2019.

La agroexportación sigue comportándose en un nivel muy cercano al del año pasado. En julio, sus ventas al exterior disminuyeron en -5.5% jalando a la baja al valor acumulado con -1%.

Según el Sistema de Inteligencia Comercial ADEX Data Trade, entre enero y julio las exportaciones (US$ 19 mil 888 millones), cayeron -24.4%. Las tradicionales (US$ 13 mil 689 millones 438 mil) tuvieron una contracción de -26.3%. Todos sus sectores cerraron en rojo: La minería (-22%), petróleo y gas natural (-49%), la pesca (-42.7%) y el agro tradicional (-26.2%). 

Los envíos no tradicionales sumaron US$ 6 mil 198 millones (-19.9%). A pesar de que todos sus rubros cerraron a la baja, la agroindustria es la más importante por monto exportado al alcanzar los US$ 3 mil 290 millones.

El sector ‘varios’ (joyería y artesanía entre otros) se redujo -50%, las confecciones -41.3%, los textiles -40-7%, la minería no metálica -38.8%, la siderometalurgia -37.8%, la pesca para Consumo Humano Directo -36.6%, maderas -32.9%, metalmecánica -32% y químico -16.6%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here