Contagios y muertes en La Libertad por la covid-19 pueden incrementarse

0
258

Las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno Nacional respecto a la emergencia por la covid-19 pueden generar un incremento de contagios y fallecidos en La Libertad, donde aún no se llega a la mitad del pico alcanzado en la primera ola, a diferencia de lo que ocurre en otras regiones del país donde han superado e incluso triplicado sus estadísticas.

Esto debido a que se están incrementando el aforo en locales públicos, abriendo las playas y el transporte interprovincial, entre otros, dijo Manuel Llempén Coronel, presidente del Comando Regional Covid-19, en reunión con el consejero por Trujillo, Raúl Lozano Peralta, con quien dialogó sobre este tema, el proceso de vacunación y la posibilidad que la empresa privada pueda adquirir las vacunas para inocular a su personal.

Fue después de explicarle lo avanzado en el proceso de vacunación, de cómo se está desarrollando bajo los principios de velocidad, seguridad y transparencia y que ya se inoculó a 17 960 trabajadores de salud de la primera línea.

Con el ingreso de buses que van a llegar de regiones donde han estado en nivel extremo de alerta, es posible que también vengan personas contagiadas con las variantes de la covid-19 y sean asintomáticas, sostuvo, manifestando su preocupación por lo que pueda ocurrir.

“Por eso estamos haciendo el seguimiento diario a la curva de contagiados y fallecidos, para adoptar nuevas medidas. Como parte de eso es que hemos propuesto a la premier Violeta Bermúdez que la vacunación incluya a las personas de la tercera edad, a mayores de 50 años, y principalmente con comorbilidades”, expresó.

Explicó que la propuesta es que se haga una vacunación horizontal. Las personas mayores de 60 años están muriendo todos los días por covid-19. Si los vacunamos vamos a bajar esa estadística.

Hay un plan de vacunación para la primera fase que implica una intervención institucional, para todos los profesionales de Salud. Luego al Ejército, PNP, Bomberos, Serenazgo y miembros de mesa en las próximas elecciones, pero en el Ejército, por ejemplo, el 98% de su personal es menor de 50 años y podrían esperar a que se vacune primero a los mayores.