Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La exdirectora de la Red de Salud Trujillo, Vanesa Blas, insistió que fue cesada por el hecho de negarse a modificar el presupuesto y transferir 352 mil soles para pagar al cas de confianza de la gerente de Salud, Kerstyn Morote.

“Me cesan porque le dije a la gerente que no iba a hacer esa transferencia, porque entonces dejaría de pagar al personal CAS Covid-19, que ha sido contratado para trabajar en los hospitales de Laredo y Salaverry; pero, además, no se podría pagar el sueldo en los siguientes meses a los que trabajan en el programaQhali Kay”, dijo.

Asimismo, aclaró que el pedido de transferir el monto de 352 mil soles surgió en la gestión del exgerente Padilla, pero él entendió que era imposible concretarlo.

Consultada al respecto, la gerente de Salud, Kerstyn Morote, sostuvo que ese dinero (S/352 mil) era un excedente y que si no se usaba podría revertir al erario nacional.

“También quiero aclarar que la salida de la doctora Blas fue por un tema de indicadores en el programa Qhali Kay que no estaban organizados ni calificados; en segundo lugar no había respuesta de ella para coordinar referencias con el tercer nivel como es el hospital Regional, y el hospital Ramón Castilla”, afirmó.

Fuente: Diario Correo

Artículo anteriorCovid-19: Desde hoy uso de protector facial será obligatorio en mercados y centros comerciales
Artículo siguienteLa Libertad: Diez militares fueron detenidos en fiesta en toque de queda