La unión de todas las autoridades y la población involucrada para sacar adelante las soluciones integrales de las quebradas de Trujillo: San Carlos y San Idelfonso, pidió el vicegobernador regional de La Libertad, Ever Cadenillas, en reunión para abordar decisiones estratégicas en el marco de la ejecución de estos proyectos.

“Después que han avanzado el trabajo en gabinete, la empresa a cargo necesita definir las rutas finales de las quebradas para avanzar en los expedientes técnicos e iniciar pronto las obras en campo”, dijo, exhortando a las autoridades ediles presentes a dialogar con su población y socializar los proyectos.

En esta reunión participaron la primera regidora de la MPT, Sandra Trujillo Marreros, en representación del alcalde provincial José Ruiz Vega; y los alcaldes distritales de El Porvenir y Laredo, Víctor Rebaza Benites y Miguel Chávez Castro, respectivamente.

Junto a ellos también intervinieron Antonio Torres, director de Soluciones Integrales de la Reconstrucción con Cambios y el gerente de Proyectos del Consorcio Besalco – Stracon, Javier Rojas. Este último indicó que hay dos alternativas, la primera une las quebradas San Idelfonso y San Carlos para terminar en el río Moche; en la otra, San Idelfonso va a través de un canal más largo, desembocando en el mismo río. “Eso es lo que se necesita definir”, recalcó Cadenillas.

El alcalde de Laredo propuso que se avance con la quebrada San Carlos y que San Idelfonso se siga revisando, adelantando que se reunirá con regidores y dirigentes vecinales para adoptar una decisión al respecto. En tanto que el alcalde de El Porvenir destacó la importancia de los trabajos a realizar, señalando que su distrito nunca más volverá a sufrir los embates del Fenómeno de El Niño Costero.

Las obras civiles comenzarán construyendo caminos y los 33 diques de retención que tendrán las quebradas, como parte de la solución integral al problema que representa para las poblaciones de El Porvenir, Trujillo, Víctor Larco y Laredo su activación ante fuertes lluvias como las ocurridas durante el año 2017 en que siete huaicos afectaron a varios distritos.

El proyecto se ejecutará por etapas y conforme se avance la elaboración del expediente definitivo. Se prevé que las obras estarán terminadas en octubre del 2023, con una inversión total de S/179,330,981.52, incluyendo el IGV.

“La mitigación del riesgo de inundaciones beneficiará a todos los distritos de Trujillo e impulsará la reactivación económica al crear mano de obra local y contratos con empresas para proveer diversos servicios”, añadió Cadenillas.

El proyecto tiene cuatro componentes, en el primero está la construcción de caminos y 33 diques de retención ranurados en la cuenca de drenaje de la quebrada; el segundo será la estructura de captación y derivación de las aguas en la quebrada, el tercero las estructuras de conducción y descarga de las aguas captadas de la quebrada, y el cuarto, la estructura de enrocado conformado por diques de compactación en el río Moche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here