Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

En octubre del 2021 Petroperú contrató a Guillermo Reynoso Medina, quien es investigado por el caso Club de la Construcción y que se le imputa el delito de lavado de activos. Su labor como gerente de Energía Renovables inició el 28 de octubre, un día después que asistiera a la sede de la empresa estatal con la lobista Karelim López.

Según el portal Epicentro.TV, el 27 de octubre del año pasado, López Arredondo acudió en compañía de Guillermo Reynoso y de Gustavo Torreblanca Soto a la oficina del gerente general de Petroperú, Hugo Chávez Arévalo, quien es el hombre de confianza del mandatario Pedro Castillo.

Luego de esta cita, Reynoso fue nombrado gerente de Energía Renovables y Torreblanca fue designado gerente del Departamento de Logística. Esta decisión se tomó en una sesión de directorio, integrada por Arévalo.

Cabe precisar que el equipo especial de la Fiscalía de la Nación solicitó prisión preventiva para Reynoso Medina en dos ocasiones al advertir que podía huir del país. El empresario es vinculado como socio de Edgardo Prialé de la Peña, quien recibía dinero de las empresas que integraban el Club de la Construcción a cambio de ganar licitaciones en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) entre 2011 y 2014.

La hipótesis fiscal señaló que el contacto en este sector para ejecutar las adjudicaciones ilícitas era Carlos García Alcázar, aún entonces funcionario del MTC. Según las indagaciones, Guillermo Reynoso representó a tres compañías creadas por Prialé de la Peña para lavar el dinero ilícito que le entregaban las compañías del club como forma de pago, y que era el equivalente al 2% del valor de la obra adjudicada.