Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Mientras la delincuencia sigue avanzando y los robos, homicidios y otros actos violentos dejan las calles ensangrentadas, desde el despacho del ministro del Interior, Avelino Guillén, confirmaron que no vendrá a Trujillo el viernes 28 a instalar la mesa de trabajo con las autoridades para adoptar acciones concretas y ver la declaratoria de la emergencia.

El gobernador regional de La Libertad y presidente del Comité Regional de Seguridad Ciudadana (CORESEC), Manuel Llempén Coronel, confirmó tal información, lamentando que una vez más tengamos que seguir esperando para ponerle alto a la imparable espiral de violencia.

En tanto, indicó que no se han quedado de brazos cruzados y han elaborado un plan operativo regional con la Gerencia Regional de Defensa Nacional, que ya está listo y debe ser evaluado por el CORESEC para su aprobación, invitando a la sociedad civil, empresa privada, juntas vecinales de seguridad ciudadana y especialistas en el tema a aportar con sus ideas y experiencias, para enriquecerlo e ir avanzando mientras el ministro decida venir a Trujillo.

Adelantó que el CORESEC se declarará en sesión permanente y que este jueves se reunirán con la PNP, para escucharlos respecto a los problemas que impiden un mejor control de la seguridad ciudadana; y que posiblemente mañana lo haga con los alcaldes para ver cómo sacar adelante este plan, previendo su financiamiento, implementación y aplicación.

Llempén exigió al ministro Guillén, en cinco reuniones anteriores, medidas concretas para poner fin al alto grado de inseguridad, proponiendo que en tanto se apruebe la declaratoria de emergencia se envié 300 policías de investigación, inteligencia y del grupo Terna.