Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Aníbal Torres, se pronunció ante las críticas hechas por Gilmar Andía, quien renunció al cargo de Viceministro de Justicia y aseveró que en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos existe un autoritarismo de poder.

En ese aspecto, el ministro indicó que el exfuncionario se ha sumado al grupo de voces que pide la vacancia del presidente Pedro Castillo.

“El señor Gilmar se suma a aquel grupo que existe para poder vacar al presidente con las críticas infundadas sin ninguna razón. Se le dio la confianza, trabajó aquí como viceministro, designó incluso a su personal y se opuso siempre a los proyectos de ley que nosotros impulsamos”, declaró a la prensa.

Torres Vásquez aseguró que en su gestión busca cambiar la forma de tratar la justicia penal para aplicar la ley, no desde el punto de vista tradicional que es de protección al victimario sino a la víctima.

“Gilmar Andía se opuso con argumentos no jurídicos a los proyectos de ley aprobados por el Consejo de Ministros y remitidos al Congreso; también se opuso a la implementación de la Unidad de Flagrancia (justicia rápida) que ahora lidera la presidenta del Poder Judicial [Elvia Barrios]”, indicó.

Como se sabe, Andía Zúñiga presentó su renuncia irrevocable al cargo de viceministro de Justicia este lunes 7 de enero. Esta decisión la argumenta por un presunto debilitamiento institucional y técnico que se vendría presentando en la cartera del Interior.

“El autoritarismo, el menosprecio al trabajo técnico y al maltrato injustificado hacia los profesionales que integran nuestros equipos ha impactado de manera directa en las políticas y acciones que tiene esta institución”, refiere el oficio.