Robert de la Cruz: “Agroindustrial Laredo tiene que permitir que por sus terrenos pasen las quebradas

0
408

El consejero regional de Trujillo, Robert De la Cruz, manifestó su indignación y cuestionó a la Agroindustrial Laredo, empresa perteneciente al grupo empresarial colombiano Manuelita, por su oposición a la venta de terrenos destinados a la construcción de estructuras de conducción en las quebradas San Ildefonso y San Carlos.

De acuerdo con De la Cruz, esta resistencia estaría motivada por intereses económicos particulares.

«Hay que cortarles el agua porque el agua les da Chavimochic. Hasta ahora muestran un nulo o poco compromiso con la población de Trujillo y la población liberteña. Desde el año pasado, cuando era regidor provincial de Trujillo, le habíamos pedido terrenos para el nuevo mercado, pero se negaron. Le hemos pedido terrenos ahora para el terminal de la sierra, también lo están evaluando. Ahora tenemos el problema de que por sus terrenos están pasando las quebradas San Carlos”, expresó.

Además, el consejero regional espera que se lleve a cabo una expropiación de esos terrenos, pero mencionó que los congresistas no han tomado medidas al respecto, posiblemente para evitar conflictos con la empresa.

“Ojalá que los congresistas hagan algo porque no quieren pelear con Manuelita. Si sacaran una ley entonces la obra pasaría por sus terrenos. Aquí lo que interesa es el bienestar público por encima de un bienestar particular o económico, pero lamentablemente ningún congresista dice nada”, señaló.

De igual manera, De la Cruz instó a la empresa a demostrar responsabilidad social y permitir el paso de las quebradas por sus terrenos. Asimismo, hizo hincapié en que la vida de los vecinos de Laredo está en juego este año y llamó al alcalde Sergio Vílchez a tomar una postura firme.

 “La empresa Manuelita tiene que ponerse una mano en el corazón, tiene que demostrar su responsabilidad social y tiene que permitir que por sus terrenos pasen las quebradas. No pueden estar pidiendo dinero, que se les pague. Oiga, aquí está en juego este año la vida de los vecinos de Laredo”, finalizó.