El caso Sodalicio remeció a las autoridades católicas del país y desde que salió a la luz, varios nombres saltaron a la palestra de los acusados. Uno de ellos fue el Arzobispo de Piura, el monseñor José Eguren Anselmi, quien fue denunciando por el Ministerio Público en octubre de 2015, por los delitos de secuestro, lesiones graves y asociación ilícita para delinquir.

La noticia de la denuncia fue difundida en mayo de 2016 y en aquel entonces, varios medios de comunicaciones informaron sobre la sorpresa que causó en Eguren Anselmi, haber sido incluido en la denuncia contra integrantes del Sodalicio de Vida Cristiana, por parte de cinco presuntos víctimas de abusos por parte del fundador de este grupo católico Luis Fernando Figari, a quien la congregación religiosa expulsó meses atrás.

En aquel entonces, el monseñor emitió un comunicado donde resaltó que la acusación en mención no se refiere a abusos sexuales.

La denuncia fue presentada contra el fundador del Sodalicio, Luis Fernando Figari, por el presunto delito de abuso sexual. Luego se hizo extensiva por otros delitos, a quienes integraron esta congregación religiosa por muchos años. Los acusados fueron: el arzobispo de Piura José Eguren, junto a Jaime Baertl Gómez, Virgilio Levaggi Vega, José Ambrozic Velezmoro, Eduardo Regal Villa, Óscar Tokumura y Edwin Scheuch Pool.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here