El torero peruano Andrés Roca Rey, tuvo que ser intervenido en la enfermería de la plaza de toros de Pamplona, España, tras recibir una cornada en el muslo izquierdo, al finalizar la corrida de los Sanfermines.

De acuerdo, al parte médico firmado por el doctor Hidalgo, el torero tuvo que ser operado, con anestesia general, de «una herida en la cara interna del muslo izquierdo con dos trayectorias, una en profundidad que diseca el músculo recto interno y abductor mayor, con contusión del abductor mediano de 10 centímetros de profundidad, y otra de 10 centímetros en dirección distal».

El torero presenta «un varetazo y una contusión abdominales». El diagnóstico sobre su situación es de pronóstico reservado.

La cornada se dio cuando Roca Rey estoqueaba al sexto toro de la séptima corrida de abono de los Sangermines. Pasó que al clavarle la espada, ésta se partió y provocó que el diestro se quedara a merced del toro durante unos instantes fatales.

El joven torero peruano reaparecía hoy tras quince días de convalecencia de otro percance sufrido en la feria de San Juan de Badajoz   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here