Las empresas asociadas a Odebretch, compartieron el pago de los 20 millones de dólares en coimas para adjudicarse la construcción de la Carretera Interoceánica Sur. Según fuentes  de Perú21 en la Fiscalía, Graña y Montero S.A.A. cedió US$6 millones, JJC Contratistas US$5 millones, mientras que Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A. US$3 millones.

En este tramo de la investigación el equipo de fiscales que lleva adelante el proceso tiene la certeza de que el beneficiario de este aporte ilegal fue el expresidente Alejandro Toledo.

La fuente informó que la referida cesión de utilidades fue refrendada en las actas de Junta General de Accionistas bajo la existencia de supuestos “riesgos adicionales” y/o “mayores riesgos” que habrían asumido las constructoras brasileñas en la ejecución de las obras de construcción y en la obtención de los resultados.

Esto ha generado que se incluya en la investigación fiscal a José Alejandro Graña Miró Quesada, Fernando Martín Gonzalo Camet Piccone, José Fernando Castillo Dibós, Gonzalo Ferraro Rey y Hernando Graña Acuña.

Los empresarios mencionados son investigados por los presuntos delitos de colusión y lavado de activos. Explicó el fiscal Hamilton Castro a cargo de las investigaciones en el caso Odebrecht, a través de un video que fue colgado en las redes sociales del Ministerio Público.

[Foto de portada: La República]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here