Con gran pesar los familiares de los docentes que fallecieron en el accidente de Usquil, recordaron como ellos tienen dificultades al trabajar en la sierra liberteña.

“Mi hermana ganaba entre mil 500 a mil 800 soles mensuales e iba hasta allá porque adoraba su carrera, quería a sus estudiantes. Viajaba todas las semanas para reencontrarse con nosotros y compartir cada sábado y domingo ¿Cómo un profesor puede ganar tan poco, viajando tan lejos y poniendo en riesgo su vida?”, Evelyn Piedra Cobián, hermana de Liliana, fallecida en el accidente.

Como la historia de Liliana, otras más se vieron truncadas en el accidente del pasado viernes. Como se recuerda, el ómnibus accidentado es de la empresa Robert y José, que cayó a un precipicio de 300 metros. Al menos 15 heridos y otras tres personas perdieron la vida, ese es el saldo de la fatalidad.

Por su parte, el secretario del Sute, Mario Guanilo, aseguró que existen muchos peligros para los docentes que viajan a la sierra liberteña.

“No se valora el esfuerzo en las zonas altas. Eso para el Estado no es ningún mérito. Meritocracia es una evaluación y los títulos que se pueden conseguir en cualquier universidad, pero no el hecho de que el profesor abandone a sus hijos y a su familia por sueldos miserables. Se requiere una indemnización para ellos y un seguro de riesgos para los que trabajan en estos lugares”, manifestó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here