La Contraloría Regional de Trujillo detecto en el hospital Belén de la ciudad la falta de médicos especialistas en el servicio de emergencia e inoperancia de distintos equipos biomédicos.

También se detectó desabastecimiento del laboratorio de emergencia en lo que respecta a reactivos para la realización de exámenes.

Asimismo, se confirmó que el historial clínico de emergencia es realizado por personal en fase de formación, sin respaldo de un médico de turno.

La Contraloría concluye que de esta manera no se puede realizar una oportuna atención especializada a los pacientes, lo que pone en riesgo la vida de los usuarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here