La Policía Nacional del Perú, a través del general Gastón Rodríguez, ratificó que la explosión en la clínica Ricardo Palma, fue causada por dos hermanos y que hasta el momento son 35 heridos. También se aclaró que no es un “atentado terrorista”.

“Por la modalidad, no es un atentado, está más relacionado a un tema intimidatorio o extorsivo en contra de la clínica, porque fue en el laboratorio y el estacionamiento”, expresó el jefe policial.

Para el jefe de la Policía, lo ocurrido es un efecto de una “venganza privada”. Los hermanos son Claudia y Lenin Benítez Aguirre, fueron identificados y al parecer realizaron el ataque por un presunto reclamo que hicieron a la clínica por una mala praxis.

Según se dijo, ambos provocaron los estallidos porque su madre, Victoria Aguirre Oviedo, falleció en ese centro hospitalario, el 13 de enero del 2013, por una supuesta negligencia médica. Indecopi sancionó a la clínica por este caso. Los hermanos quedaron en grave estado de salud al no poder escapar de las explosiones.

“Tienen heridas en el rostro, cuello y tórax, y la mujer, además de todo eso, también tiene afectadas las piernas. Esta última estaba cerca de donde ocurrió la explosión en el laboratorio y no ha sido reconocida ni como trabajadora ni como paciente de la clínica”, dijo Rodríguez Limo.

(Fotos de portada: Correo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here