El titular del Consejo de Ministros, César Villanueva, habló sobre la cuestión de confianza planteada por el presidente Martín Vizcarra, para acelerar las reformas judiciales y políticas. El premier sostuvo que el presidente entregó las reformas al Congreso en señal de consideración y respeto a las instituciones del Estado.

“Si fuéramos golpista no estaríamos esperando pacientemente 40 días por un dictamen”, sostuvo. “Estamos dando con golpe a la corrupción”, aseveró.

Para Villanueva, la cuestión de confianza es un punto para que el Congreso reflexione y aseguró que el cierre será la última instancia.

“Es una brillante oportunidad para el Congreso, para que reflexione y recapacite haga la evaluación y los ajustes. El cierre del Congreso es la última instancia, a la que ojalá no lleguemos”, acotó.

Añadió también que esta es la segunda vez que el actual gobierno presenta la cuestión de confianza, por lo que de ser negada se puede disolver el Congreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here