El equipo especial Lava Jato viajó hasta el Principado de Andorra para realizar diligencias a exfuncionarios de la Banca Privada de Andorra que habrían utilizado cuentas y offshores con el objetivo de realizar envios ilícitos de Odebrecht al Perú.

El entrevistado fue Francesc Pérez, exgerente de la entidad, desmintió a Miguel Atala, exvicepresidente de Petroperú en el segundo gobierno de Alan García.

La empresa Ammarin Investmen recibió, entre febrero de 2007 y 2008, alrededor de más de un millón 300 mil dólares de Klienfeld Services, offshore de la constructora brasileña. De esta manera, Atala había mencionado que fue su socio Tali Hamideh quien realizó la gestión con Odebrecht para abrir una cuenta.

No obstante, Pérez declaró que los únicos contactos que tuvo para abrir dicha cuenta fueron Miguel Atala y su hijo Samir, no Tali, como lo sostenía el exfuncionario de Petroperú

La entrevista con el grupo de fiscales peruanos duró seis horas y se confirmó que Atala fue su cliente.

También se entrevistará con el implicado de Andorra por el caso Línea 1 del Metro de Lima en lo que están implicados Jorge Cuba, Edwin Luyo, entre otros.

Dejar respuesta