Las posibles intensas lluvias y huaicos que amenazan a los ciudadanos de Trujillo por esta temporada, generó una alerta por el pasado Niño Costero de 2017 que afectó gran parte de la ciudad.  

Por ello, varios vecinos de las zonas afectadas han optado por levantar muros de concreto o costales de arena.

La urbanización Santa Teresa de Ávila, el jirón San Martín, las avenidas Miraflores, Santa, Jesús de Nazaret y otras se vienen preparando para una emergencia en Trujillo.

También en la Universidad Nacional de Trujillo se están realizando labores de prevención.

También se observa que construyeron un sistema de compuertas, con los cuales tienen el paso a las viviendas o negocios, y pueden sellar el ingreso con una placa de metal ante los posibles huaicos.

(Foto de portada: Correo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here