El obispo de la Diócesis de Chimbote, monseñor Ángel Simón Piorno, dijo que separarán al sacerdote Marco Huaripata Medina, de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, por haber sido denunciado por presuntos tocamientos indebidos contra un adolescente de 16 años, que era animadora de catequesis e integraba el coro de la iglesia.

“Enterado de la denuncia me corresponde seguir el protocolo marcado por la Santa Sede que establece que habiendo la presunción de un delito cometido se debe proceder a separarlo a cautela al sacerdote, impedir que celebre la eucaristía e inhabilitarlo temporalmente del ministerio; además está prohibido acercarse a niños y adolescentes”, declaró.

El monseñor indicó que el sacerdote le confesó que había besado a la mejor y que por haber sido un hecho que ocurrió hace seis meses, el Ministerio Público lo dejó libre para ser citado aproximadamente.

“Pude hablar cinco minutos con el sacerdote y reconoció que había besado a la menor, no sé más, lo que ahora corresponde es una investigación por la Vicaría Judicial para que ese informe sea remitido a Roma y se tome una decisión”, indicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here