Un reportaje televisivo informó sobre presunto cambio de favores entre los congresistas Milagros Salazar y Carlos Ticlla, ambos fujimoristas, para lograr la contratación en el parlamento de un familiar de la legisladora. El favorecido sería Ezrra Meléndez Salazar, sobrino de la congresista, actual presidenta de la comisión de Educación.

Según se informó, el beneficiado no acredita estudios universitarios. Su formación académica es secundaria completa.

“Cuando asumí la presidencia de la Comisión de Ciencia y Tecnología, se apersonaron muchas personas a solicitar un puesto de trabajo; dentro de ellas, llegó este joven Joel, suplicando que lo necesitaba urgente y lo contraté”, dijo el congresista Carlos Ticlla.

Según el código de Ética del Congreso, un legislador no puede emplear en su despacho o en las comisiones que integra, a parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad.

La Ley General de Nepotismo señala que los altos funcionarios públicos que contraten a parientes son pasibles de ser procesados ante el Poder Judicial.

“Tendrían que preguntar a esa comisión si es que trabaja ahí. Lo correcto es ir a esa comisión y preguntar. Yo respondo por mí, no por una segunda persona. Yo no contrato al personal, así que no sé. Yo desconozco ese proceso”, declaró la congresista Milagros Salazar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here