La municipalidad de Machu Pichu y empresas privadas, celebraron los 12 años desde que la impresionante construcción incaica se convirtiera en Maravilla del Mundo. Para lograr dicho logro, se tuvo que realizar un trabajo eficiente en recojo de residuos sólidos.

“Nuestra Maravilla del Mundo es hoy percibida como un destino sostenible y se convierte en un ejemplo de gestión para el ecoturismo, no solo para Latinoamérica, sino a nivel mundial”, declaró el alcalde de Machu Picchu, Darwin Baca, acerca de la iniciativa ‘Machu Picchu: Primera Maravilla Sostenible’.

La campaña inició en 2016, luego que la Unesco evaluará la inclusión de la ciudadela inca en su lista de Patrimonios Mundiales en Riesgo. A raíz de ello, en el 2017 se dio la primera iniciativa de ‘Machu Picchu: Primera Maravilla Sostenible’ con la donación a la Municipalidad de una máquina compactadora de plásticos para procesar siete toneladas diarias de basura.

Este año, Inkaterra y AJE Group entregaron a Sernanp otra Planta Compactadora de Residuos Plásticos destinada para la limpieza y el reciclaje en el Camino Inca, la ruta de trekking más famosa de Sudamérica. La Planta de Transformación de Aceite de Cocina en Biodiesel y Glicerina Orgánica se inauguró en el 2018 dentro de las instalaciones de Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel.

En el 2018, el proyecto de convertir la ciudad de Machu Picchu en un modelo de sostenibilidad global fue galardonado en Alemania con el prestigioso premio Die Goldene Palme en la categoría «Turismo Responsable”, como también el premio Líderes +1.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here