En lo que va del año se han registrado un total de 72.843 incendios en la cuenca del Amazonas, casi el doble de lo registrado sólo en 2018. Solo desde el pasado jueves han sido detectados 9,507 siniestros forestales, lo que marca un nuevo y funesto récord para los desastres ecológicos de la región luego de ya 17 días de emergencia.

Las causas son la estación seca del año, ausencia de lluvias en algunas regiones del Brasil y la misma presencia del hombre. El presidente de Brasi, Jair Bolsonora, culpó a las ING ambientalistas en su intento por querer “llamar la atención”.

El riesgo para el ambiente es gigantesco, pues la cuenca del Amazonas es resguardada por investigadores que la consideran aún el bosque tropical de mayor tamaño en el mundo.

En lo que al Perú respecta, el estado brasileño fronterizo de Acre ha decretado el estado de alarma ambiental desde el pasado viernes para tratar de paliar en algo los efectos negativos del avance de las llamas sobre cultivos y poblados originarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here