El programa dominical Punto Final reveló que el congresista de Alianza para el Progreso, Miguel Castro Grandez, cobró sus viáticos de una semana de representación del pasado junio, sin embargo, de esos cinco días, solo estuvo en 3 días en la región de Amazonas.

El reportaje revela que el congresista presentó un informe dando cuenta que presuntamente había cumplido con su semana de representación los días 24, 25, 26, 27 y 28 de junio, aunque, el día 24 Castro estuvo haciendo ejercicios en un gimnasio de Surco en Lima.

Ante esta revelación el legislador admitió que viajó recién el día 26 de junio a su región, no obstante, manifestó que no recuerda haber tenido actividades en la ciudad de Lima previo a su viaje.

“No adelantemos hechos. No necesariamente ese día yo haya hecho mi plan de día e irme al gimnasio a las 10:30 de la mañana. No suelo ir a esa hora, suelo ir a las 5:30 de la mañana. Y por alguna situación fui a esa hora, pero no significa que yo haya dejado de hacer actividades ese día”, comentó.

En sus redes sociales, Miguel Castro Grandez no dio cuenta de ninguna actividad de representación el 24 y 25 de junio. Las publicaciones en torno a esa función se dieron, en ambas plataforma, los días 26, 27 y 28.

Por tal motivo, el pasado 5 de setiembre presentó un oficio al oficial mayor del Congreso, Giovanni Forno, admitiendo que, en referencia a la semana de representación del 24 al 28 de junio del 2019, recién fue el 26 de ese mes a su región. Agrega que en caso dicha situación vulnere alguna norma administrativa relacionada a gastos de representación, se proceda como corresponde.

Por su parte, el exoficial mayor del Congreso, José Elice, opinó que el solo hecho de que Miguel Castro Grandez haya señalado en su informe que ha asistido a su semana de representación cuando no lo hizo del todo, amerita una evaluación de su caso en la Comisión de Ética Parlamentaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here