Tras la promulgación del Decreto de Urgencia N°033-2020, que autorizó a 1874 gobiernos locales a adquirir y distribuir canastas básicas a la población en situación de vulnerabilidad en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19, la Contraloría mediante Resolución Nº 102-2020-CG del 1 de abril, instó a los alcaldes a registrar de manera obligatoria, semanal y con cierre cada viernes, la Rendición de Cuentas de Gastos para la compra y entrega de canastas de víveres.

Al sábado 2 de mayo, se ha podido verificar que el 43% (802 municipios) no ha registrado la cifra de beneficiarios y 22% (418 municipalidades) no ha cumplido con registrar el monto ejecutado para la compra y entrega de canastas, situación que limita las labores de control y no contribuye a la rendición de cuentas oportuna de los recursos públicos asignados.

Es preciso señalar que durante la primera semana del mes de abril, la Contraloría -en el marco de sus atribuciones de control- puso a disposición de los gobiernos locales el portal “Transparencia en el marco de la Emergencia Sanitaria COVID-19” para que los responsables de cada entidad registren de manera virtual las contrataciones y resultados de su gestión en la compra, así como los reportes de entrega de canastas básicas a familias vulnerables, que estamos seguros, contribuirá a la transparencia de la gestión pública y al control social.

De esta manera, el responsable de cada entidad debe proporcionar a través del aplicativo informático y de manera obligatoria: (1) El registro de contrataciones que permite el reporte de las adquisiciones y encargos, (2) el registro de kits de canasta familiar y su contenido con los productos registrados en las adquisiciones y encargos y (3) el registro de beneficiarios que permite el reporte de quiénes reciben la ayuda, incluyendo el kit de la canasta y la fecha en la que la recibieron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here