Pese a las carencias tecnológicas que hay en muchos lugares de la sierra Liberteña, dos hermanitos de la localidad de San Andrés, del distrito de Huaranchal, provincia de Otuzco, demuestran que nada es imposible para seguir aprendiendo.

Nelsón y Roberto viajan tres horas en caballo para poder descargar las tareas de sus clases virtuales, debido que en el lugar donde viven no llega la señal de internet.

Dora Vidal García, madre de los niños que cursan el cuarto grado de primaria y segundo de secundaria, acompaña siempre el viaje de sus hijos.

“Nosotros hemos salido a las siete y llegamos más de las nueve. Yo les digo que vayan en el caballo para que avancen porque vivimos lejos. Aquí es el único lugar donde encontramos señal”, cuenta la señora Dora.

Debido a la pandemia, los hermanitos dejaron de asistir a la escuela del pueblo y ahora más que nunca necesitan tener internet para descargar las tareas mediante WhatsApp, uno de ellos niños comentó que su sueño es llegar a ser policía.

La madre de los menores solo quiere que sus hijos sean mejores que ella y tengan un futuro.

“Yo tengo que acompañarlos para que hagan sus tareas y no se pongan a jugar”, comenta la madre de familia, mientras trabaja su tejido a palillo.

Como se sabe, la Defensoría del pueblo en La Libertad, advirtió que cerca de 40 mil estudiantes estarían perdiendo clases debido a la falta de internet, radio o televisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here