Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Los esfuerzos de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) por reducir los focos de contagio de la COVID-19 continuan. En esta oportunidad, se recuperó cuadras claves de la calle Zela.

Esta intervención se produjo a raíz de la invasión extrema de los comerciantes informales, quienes venían ocupando pistas y veredas ofreciendo objetos nuevos y de segunda mano, entre ropa, calzado, incluso mascarillas y alimentos. Esta situación generó que los vecinos no puedan transitar libremente, así como un alto grado contaminación, ruidos molestos y desorden que facilitaban la presencia de delincuentes y la propagación de enfermedades.

Precisamente, a primeras horas del sábado último, personal de Seguridad Ciudadana despejó las inmediaciones de las calles Zela cruce con Castilla (a la altura de la Subgerencia Provincial de Salud), donde ya se estaba convirtiendo en un foco de contagio de casos de coronavirus.

Si bien los más de 30 comerciantes informales que se apostaban en la zona, ya no podrán volver a estas vías, intentaron ocupar la calle Balboa, siendo retirados nuevamente por el Serenazo.

Vale indicar que un destacamento de efectivos se mantiene en dichas inmediaciones, con el fin de dar sostenibilidad a los trabajos de recuperación de las calles. No debemos olvidar que la MPT ha venido trabajando en la recuperación de diversas vías de la ciudad de Trujillo, como son la av. España, jirones Grau, Gamarra, Junín y calle Atahualpa, donde venían siendo ocupados por mas de 350 comerciantes informales, con los males ya descritos.

Este último operativo, realizado el pasado sábado, se desarrolló de manera conjunta con la Policía Nacional del Perú y el Ejército Peruano.