Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Desde este lunes 25 se levanta la cuarentena en La Libertad, manteniéndose para la provincia de Trujillo la inmovilización todos los domingos hasta las 4:00 am del día siguiente, prohibiéndose la circulación de vehículos particulares en esos días y entre semana el toque de queda será de 11:00 p.m. a 4:00 a.m.

Eso es lo que señala el Decreto Supremo N° 116-2020-PCM, publicado ayer jueves en el diario oficial El Peruano, donde también se precisa que sigue vigente la prohibición de reuniones sociales y visitas familiares, para evitar contagios del COVID-19 en los niños y en adultos mayores o personas con comorbilidad.

“Empieza una nueva etapa, pero no se acabó el problema de los contagios. Tenemos mayores responsabilidades ahora y no se puede bajar la guardia porque la batalla contra el coronavirus continua”, indicó al respecto el gobernador regional Manuel Llempén Coronel.

Esto es resultado de las estadísticas de las últimas seis semanas en Trujillo, que indican que estamos en un factor RO-1, es decir menor a 1. Esta variable permite estimar la velocidad del contagio. Cuando está en menos 1 implica menor riesgo. El RO de una enfermedad es el número de casos, en promedio, que van a ser causados por una persona infectada durante el periodo de contagio y se usa para describir la intensidad de una enfermedad infecciosa.

La inamovilidad de los domingos en Trujillo se mantiene porque todavía hay un rango que exige el cuidado de la población, por ser la ciudad más poblada después de Lima, lo que exige un mayor control biosanitario. “Tenemos más de un millón de habitantes y la carga viral exige un mayor control y observación.  Hay que seguir cuidándose para evitar contagiarse”, precisó la autoridad.

“Es necesario el cumplimiento estricto de las normas de prevención. Depende de cada uno de nosotros evitar una segunda ola de infectados tras el levantamiento de la cuarentena”, recalcó la autoridad regional, precisando que ya se está trabajando desde el Comando Regional Covid-19 en romper la cadena y velocidad de contagios.

Para eso se vienen aplicando desde hace tres semanas 10 mil pruebas rápidas semanales, lo que suma unas 30 mil hechas. En Lima el gobernador está gestionando, además, el envío de otras 40 mil pruebas. “Al identificar a los positivos vamos a romper la cadena de contagios, porque ellos ya saben que tienen el covid-19 y que deben evitar seguir infectando”, indicó.

Como parte de esta iniciativa destacó el hecho de promover el uso del pulsioxímetro para detectar a personas con dificultades en su respiración, lo que implicaría un contagio del covid-19. Para ello el Gobierno regional de La Libertad distribuyó 300 de estos equipos para el control del público en general, disponiendo, además, que abran todos los establecimientos de salud y atiendan al público. “Ahora no puede haber uno solo cerrado”, acentuó.

Por otra parte, indicó que a partir de la próxima semana una empresa local podrá hacer hasta 800 pruebas moleculares diarias para detectar contagiados. “Esta es una prueba segura y sabemos que están reduciendo costos al 50% de lo que estaban. Van a trabajar con el control de personal de empresas, pero también atenderán pruebas particulares”, precisó.

Llempén estuvo en estos últimos días en permanente comunicación con la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, y en el Consejo de Ministros logró que se levante la cuarentena para Trujillo, pero se mantenía en otras provincias porque estaban haciendo una evaluación con la nueva variable antes citada.

“Felizmente tenemos actualizada diariamente información con el rango de contagios y fallecidos, lo que hacemos de conocimiento del Minsa y del público”, expresó seguidamente

También se refirió a mejorar las condiciones de los servicios de transporte público, en mercados y lugares considerados focos infecciosos. Las municipalidades tienen a personal en cuarentena o en trabajo remoto y no había recursos para contratar fiscalizadores “qué bueno que el presidente Vizcarra anunció que dará una partida desde octubre para eso”, dijo.

La iniciativa que tuvimos junto a los alcalde provinciales y distritales de La Libertad para abrir comedores y ollas comunes también será apoyada desde el Gobierno Nacional con una partida económica para garantizar alimentos. Muchas personas han perdido su puesto de trabajo y necesitan apoyo, agregó.

La autoridad regional mostró su preocupación ya que además de la emergencia sanitaria, económica y política se viene la emergencia hídrica, señalando que para ello se viene trabajando en un plan de contingencia con las medidas a desarrollar y que ha conversado con el ministro del sector para que se incluya a los distritos del valle Jequetepeque que faltan.

“Estamos diseñando una política pública regional sobre alimentación saludable y salud emocional, secuelas que en estos momentos ya están manifestándose en la población.  Este plan se está elaborando con diversos profesionales y será hecho público pronto”, enfatizó.

El fin de la cuarentena ocurre después de seis meses -empezó a regir el 15 de marzo en casi todo el país- y se espera que esto ayude a reactivar la economía del país.