Ante el repunte de contagios por la covid-19, vecinos del barrio Chicago se declararon en alerta por la constante aglomeración y foco infeccioso que generan los “cachineros” en sus calles. Los vendedores extienden sus artículos en las veredas y ocupan hasta la mitad de la pista, obstaculizando el tránsito. 

Decenas de vendedores ambulantes generan desorden y arrojan basura y desperdicios a las afueras de la Sub gerencia de Salud de la Municipalidad Provincial de Trujillo y las calles Suarez, José Gálvez, Ramón Castilla y Francisco de Zela del barrio de Chicago, donde ocupan veredas y pistas sin respeto alguno. Vecinos indignados denuncian que las autoridades no apoyan ni brindan la seguridad necesaria, pues desde las 2:00 p.m., estos vendedores toman las calles como tierra de nadie generando caos.  

“A nombre de nuestra comunidad les pedimos a nuestras autoridades tomar acción inmediata pues esto se ha convertido en un foco infeccioso que pone en riesgo nuestra salud” expresó una de las vecinas de la zona. 

Cabe resaltar que en setiembre del año pasado más de 80 ambulantes fueron desalojados por el personal de seguridad ciudadana y sometidos a un reordenamiento para evitar poner en riesgo la salud de los pobladores del barrio de Chicago, esto debido a que ofrecían sus productos de dudosa procedencia sin cumplir con los protocolos básicos de sanidad establecidos por las autoridades. Sin embargo; caso omiso hicieron a estas medidas, pues han vuelto a tomar el control de esta zona ofreciendo diversos productos sin respetar las medidas de bioseguridad. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here