Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Autoridades ediles de Ascope se reunieron con el vicegobernador Ever Cadenillas Coronel y funcionarios del Gobierno Regional de La Libertad, expresando necesidades para afrontar la segunda ola de la pandemia, acordando al final acciones que ayudarán a atender y mitigar los casos de contagio y fallecidos por covid-19 en la provincia.

Lo más importante es la elaboración de una IOAAR para adquirir una planta productora de oxígeno. La Municipalidad Provincial de Ascope verá la posibilidad de elaborarlo, para acelerarlo, y el gobierno regional financiará la compra; y se conformará una comisión para gestionar en Lima la instalación de un hospital temporal covid-19.

Los compromisos incluyen: enviar un equipo técnico que evaluará y presentará un informe determinando la posibilidad que la planta productora de oxígeno industrial de la empresa Casa Grande pueda convertir a oxígeno medicinal, temporalmente, y que el gobierno regional entregará una nueva y equipada ambulancia de Samu a la Red de Salud de Ascope.

Ever Cadenillas dijo al intervenir que el gobierno regional debe atender a 83 distritos y las 12 provincias de La Libertad y que este año el Gobierno Nacional solo asignó 35 millones de soles para utilizar en obras, pero que se está priorizando la atención de la pandemia.

“Sé lo duro que es este coronavirus, que está dejando secuelas de dolor que vamos a llevar para siempre y que compartimos porque también tenemos familiares afectados. En la primera ola, en la peor etapa, hemos estado ayudando a ordenar los cuerpos de fallecidos”, expresó.

En la reunión, los alcaldes participantes dieron a conocer uno a uno la situación en que se encuentran sus ámbitos territoriales y la población por el avance de la segunda ola de la pandemia, señalando que las cifras que hay no son reales, porque hay muchos pacientes que se atienden en su casa, principalmente con oxígeno, que es muy difícil conseguir.

Hay 11 pacientes en los hospitales, pero se tiene un reporte de 35 pacientes atendidos por covid-19. Se tiene 14 camas hospitalarias libres, con punto de oxígeno y 32 balones llenos de un total de 108 envases que hay en la red de salud, manifestó su director Carlos Abanto.

El problema es que los pacientes van tarde a los establecimientos de salud. Se resisten a ir y cuando finalmente los llevan tienen el mal avanzado y requieren cama UCI, lo que ya no hay, y solo se cuenta con cuatro equipos de atención para toda la provincia, agregó.

El burgomaestre de Ascope, Jhon Vargas, y los alcaldes distritales, respaldaron la labor del director e indicaron que asumieron gran parte de las labores de salud en la pandemia, pidiendo la instalación de una planta de oxígeno para la provincia lo antes posible.

Necesitamos camas UCI y ventiladores mecánicos dijo Santos Muñoz, alcalde de Magdalena de Cao, a quien el coronavirus arrebató la vida de unos de sus hijos. “Es doloroso ver cómo se va la vida de los jóvenes sin poder hacer nada. Hay que aprovechar ese elefante blanco que es el hospital de Cartavio para instalar allí el hospital temporal covid-19 y salvar la vida de muchas personas«, expresó.

El alcalde de Razuri, Jhon Arroyo, señaló que los problemas son comunes en todos los distritos. Carlos Alza, alcalde de Chocope, dijo que la irresponsabilidad está a la orden del día; criticando que su distrito no recibió un sol del Gobierno Nacional para la pandemia y solo hubo ofrecimientos. La falta de oxígeno nos obligó a tocar puertas en Trujillo, Viru, Otuzco. No hay camas UCI. Las 26 que tiene el hospital de Chocope están ocupadas, expuso.

El alcalde de Chicama, Julio Pérez, indicó todos los días se están incrementando los casos y eso no se ve porque los contagiados no van a los hospitales. “Necesitamos apoyo urgente”, dijo por su parte el alcalde de Paiján, Oswaldo Alva en esta reunión en la que también participó la subprefecta María Alza.