La población peruana subió 7.7 kilogramos de peso en promedio durante la pandemia de covid-19, principalmente por el sedentarismo y por el consumo de alimentos altos en calorías que, en la nueva normalidad, son pedidos a través de los delivery.

Así lo señaló a la agencia Andina el decano del Colegio de Nutricionistas del Perú (CNP), Antonio Castillo Carrera,  quien precisó que esta cifra, que se desprende de un informe de Ipsos, coloca al Perú en el cuarto lugar con este incremento, siendo superados solo por México, Arabia Saudita y Argentina.

“Al ingresar a estado de cuarentena y estar aislados en sus domicilios, las personas han empezado a cocinar alimentos altamente calóricos como tortas, queques, se preparan más frituras (o a veces pedidos por delivery), y a ello se suma su estado de inactividad pues también están pendientes de la televisión y videojuegos. Así se incrementa el sedentarismo. Con esos dos ingredientes principales se va cocinando el problema de la obesidad”, indicó.

Dijo incluso que, desde antes de la pandemia, ya existía un alto problema de sobrepeso y obesidad en el Perú, siendo el último registro de un 70 % de la población con estos problemas de peso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here