A pocos días de la segunda vuelta electoral, el titular de la Asociación de Exportadores (ADEX), Erik Fischer Llanos, instó a ambos candidatos a la presidencia de la República a garantizar e impulsar los principios de la democracia, así como el respeto a los Tratados de Libre Comercio (TLCs).

“Ni Perú, ni otro país saldrán adelante si se aíslan del mundo. Actualmente, tenemos 21 acuerdos comerciales, los cuales nos vinculan a 54 destinos importantes y eso significa llegar a casi el 40% de la población del planeta. Como mercado tenemos las puertas abiertas y debemos seguir jugando con las reglas internacionales de comercio y defender estratégicamente nuestros intereses, promoviendo lo mejor para todos”, dijo.  

Los TLCs −destacó el vocero a distintos medios nacionales y regionales− nos han permitido avanzar, ingresar divisas, crear puestos de trabajos formales, descentralizados e inclusivos y, por supuesto, mejorar la calidad de vida de muchas familias cuyos ingresos están vinculados al sector exportador.

Perú sufre la tragedia del Covid-19, pero ha resistido y tiene una economía aún en movimiento gracias a las exportaciones. “Los despachos al exterior han dado oxígeno a nuestra nación. Desde la llegada de la pandemia, está sobreviviendo a este difícil escenario gracias a su variada oferta de alta calidad”, expresó Fischer Llanos.

El candidato Pedro Castillo no reconoce los beneficios del libre comercio, integración global y los TLCs, al plantear su revisión y anulación sin comprender que permitieron desarrollar rubros como la agroindustria moderna, descentralizar los puestos de trabajo y generar actividad económica formal, pagando impuestos y brindando mayores recursos al Estado.

Respecto a la propuesta de prohibir las importaciones, Fischer opino que no solo provocará escasez, monopolios e incremento de precios, también ocasionaría sanciones por parte de nuestros socios comerciales (podrían aplicar medidas de retaliación), y afectaría la producción y el número de empleos.

Perú importa productos de alta tecnología, alimentos e insumos requeridos por su industria, los cuales no contamos con la capacidad suficiente para producir.

“El sector privado genera ingresos al fisco cuya administración está a cargo del Gobierno Central, gobiernos regionales y municipios, aunque no siempre los gestionan adecuadamente. Esperamos un cambio y que los beneficios de nuestra actividad lleguen a más personas. Hacemos un llamado a todas las autoridades a cerrar filas por la recuperación del país”, concluyó Fischer.

El dato

A pesar de la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia, los envíos peruanos generaron 3 millones de empleos, de los cuales el 87% está vinculado a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here