Al ingente problema de la basura con la que debe lidiar a diario el SEGAT, se suma otro que repercute en la salud pública como es el ruido excesivo. En el día de la Calidad del aire, según el calendario ambiental, un equipo promotor del SEGAT se concentró en la intersección de la Av. España con Pedro Muñiz y Juan Pablo II para despertar la responsabilidad en los choferes, de transporte público y particular, sobre el uso del claxón.

Con banner e íconos alusivos, el personal trasmitió sobre impacto negativo que genera el manejo innecesario de la bocina para la salud y la tranquilidad del público. Se espera que cumplan con la norma en la O.M.003-2008 MPT, código G-153, que sanciona con el 20 % de 1UIT por descontrol en manipular aparatos o equipos acústicos en espacios públicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here