Las condiciones para un desarrollo óptimo de clases virtuales en el país no están dadas. Por ello, desde el Gobierno Central, esperan retomar la presencialidad en su totalidad el próximo año. En tanto, las empresas privadas no paran de sumarse a iniciativas que buscan reforzar la atención escolar.  

En ese sentido, la empresa Azucarera Casa Grande consiguió que un nuevo grupo de 20 voluntarios se unieran al programa Kallpachay Educación, que permitirá el reforzamiento de clases en las áreas de matemáticas y comunicación.  

Según informó la empresa, en esta oportunidad se beneficiará con la atención a los alumnos de la Institución Educativa Casa Grande.

Como se sabe, el programa es promovido por la Asociación Trabajo Voluntario, Empresarios por la Educación y Enseña Perú, y tiene por objetivo contribuir al fortalecimiento de capacidades de los actores del sistema educativo, en el que participan colectivamente las empresas y sus voluntarios para lograr un mayor impacto. 

Fuente: Amanece Trujillo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here