Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Ha pasado más de una semana desde que ocurrió uno de los desastres ambientales más grandes de nuestro país. Hasta el momento, se sabe que el derrame de petróleo, abarca aproximadamente 18.000 kilómetros cuadrados en Ventanilla, afectando importantes reservas naturales como la Reserva Nacional del Sistema de Islas, Zona Reservada de Ancón, Zona Islotes de Pescadores y Puntas Guaneras.

Según un informe emitido por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), el total de la zona afectada sería de 512 hectáreas, equivalentes a 474 canchas de fútbol profesionales.

Para José Orderique Torres, docente de la escuela profesional de economía de la Universidad César Vallejo, el impacto ambiental podría prolongarse por semanas o meses, él mencionó; “El derrame de petróleo, afecta directamente a la pesca artesanal, cuyas capturas abastecen a restaurantes y mercados; así como también la actividad turística local de las playas contaminadas”.

De acuerdo a declaraciones brindadas por representantes de la Municipalidad de Ancón, aproximadamente unas 25 mil personas no podrán visitar las ocho playas del distrito. Estas visitas, reportan un ticket promedio por persona en los balnearios de S/ 50, de esa cifra, se deduce una pérdida promedio de S/ 1,250,000 (US $323,000) cada fin de semana (entre viernes y domingo).

“Las personas pertenecientes a asociaciones de heladeros, sombrilleros, entre otros, y, que trabajan durante la temporada de verano en las playas de Ancón, también se verían afectadas por la disminución de sus ingresos. Estamos hablando de aproximadamente 400 familias”, indicó el economista.

Los pescadores artesanales también se ven afectados, ya que sus principales productos de venta, no están aptos para el consumo humano, así como también miles de comerciantes de los diferentes mercados repartidos en todo Lima.

El derrame de petróleo de la empresa Repsol ha generado un gran impacto financiero, no solo en esa institución sino también en el país:

● Para el país, puede tener efectos en la calificación de la deuda peruana, dadas las exigencias en los estándares ambientales en los mercados internacionales, lo cual se ve reflejada en costos financieros.

● Para la empresa, el derrame podría afectar su calificación de deuda, así como su reputación entre los consumidores.