Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Previendo que los niños iban a ser muy afectados durante la tercera ola de la pandemia por la covid-19, se puso especial énfasis en los hospitales para la implementación de camas UCI pediátricas, logrando instalarse 12, de las que ahora están ocupadas 5, dijo el gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén Coronel.

Las camas Uci están distribuidas en los hospitales Regional –que tiene 6 y solo una ocupada- y Belén (Minsa), Virgen de la Puerta (EsSalud) y la clínica privada San Pablo.  

En hospitalización para niños con covid-19 hay 14 menores, de un total de 25 camas habilitadas. En lo que va del año se han contagiado con el coronavirus 584 menores; en tanto que el año pasado, en la segunda ola, que duró cuatro meses, hubo 1,109 niños infectados.

“Son ellos los que están resultando más infectados por la variante ómicron en la tercera ola y ellos no salen a la calle sino los adultos. Por eso es vital tenerlos inmunizados. La vacuna es lo único que los puede salvar ante un contagio. Eso está totalmente demostrado”, dijo.

La vacuna evitará que se enferme gravemente un niño o que sufra complicaciones a corto o largo plazo. Los niños con otras afecciones médicas, como obesidad, diabetes y asma, podrían tener un mayor riesgo de enfermarse.

Después de Lima y Callao, La Libertad es la región que más está avanzando en la vacunación de niños, pese a los problemas que se han presentado con el personal de salud y de las brigadas de vacunación, que se han contagiado.

Sin embargo, el proceso para atender a los 261,705 menores de 5 a 11 años  es lento. A la fecha se han aplicado más de 50 mil dosis. Eso quizá se debe a que los padres se contagiaron y no los pueden llevar hasta que termine su periodo de aislamiento.