Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Ha pasado una semana desde que el presidente Pedro Castillo dijo que “renovará” su gabinete, lo que llevó a la salida de Mirtha Vásquez y nueve ministros, para luego ingresar a otra crisis adicional. Este escenario ha llevado a una semana de indecisiones que tienen un golpe en la economía peruana, mostrado principalmente por la inversión pública, y otros latentes.

Cabe indicar que la inversión pública está a cargo de las autoridades del Estado, en este caso, el problema surge por las autoridades del Gobierno Nacional, es decir los ministerios y los órganos adscritos. Las cifras del portal de Transparencia Económica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) revelan que el ritmo de inversión pública promedio diaria del Gobierno Nacional cayó en 53% en estos 7 días.

“Las cifras son críticas, estamos entrando a un gobierno paralizado y que cada día se paraliza más, porque los actores o los ministros prácticamente no están o están ocupados en otras cosas, menos en hacer que la economía camine”, dijo Alfredo Thorne, exministro de Economía y Finanzas.

La incertidumbre aborda a otros sectores, explica Thorne y es que no se observa nuevas grandes inversiones en minería y en otros proyectos similares, tras indicar que empresarios ya exploran proyectos en otros países de la región.

Juan Carlos Odar sostiene que la incertidumbre afecta a algunos sectores más que otros, siendo los más sensibles en la economía: la construcción y la compra de bienes duraderos. A ello se suma el comportamiento de las tasas de interés, la evolución del dólar (que tenía un comportamiento a la baja, que se ha detenido estos días) y el riesgo país, que llega a 1.60 puntos porcentuales, cuatro más que el cierre del enero.

Fuente: Gestión