Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Un hombre de gran estatura, acusado del delito de robo agravado, fue intervenido por efectivos policiales de la Comisaría de Miramar, del distrito de Moche, pero para poder reducirlo fue necesario el uso de la fuerza y la participación de varios agentes porque en todo momento se mostraba reacio a ser conducido a la delegación policial y gritaba que era inocente.

Todo empezó con la denuncia de una ciudadana que manifestó el robo de su celular por parte de un sujeto provisto de un arma de fuego.

Los agentes del orden se trasladaron hasta las inmediaciones de la mz. n6, del sector Alto Salaverry, del distrito Moche, donde lograron ubicar al individuo identificado como Pedro Antonio Triapa Blanco (31), quien portaba un arma de fuego, tipo escopeta de fabricación artesanal, abastecido con un cartucho calibre 16 sin percutar, 3 equipos celulares, de los cuales uno de ellos fue reconocido por la agraviada como de su propiedad.

Según la información policial, durante las diligencias policiales la víctima reconoció al detenido como la persona que lo amenazó con un arma para quitarle su celular.