Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El último martes, después de las 8 de la mañana, se registró un deslizamiento en un cerro ubicado en el distrito de Parcoy, provincia de Pataz, provocando la destrucción de al menos 60 viviendas y la desaparición de siete personas, lo que generó una alerta por desastre a nivel nacional.

El gobernador Manuel Llempén Coronel explicó que lo primero fue el traslado de personal especializado para atender a los damnificados; agregó que las empresas mineras Marsa y Poderosa pusieron a disposición avionetas, su personal y maquinaria para realizar trabajos de rescate.

“La empresa privada, especialmente las empresas mineras han colocado dos avionetas de ocho pasajeros cada uno para trasladar el personal de salud, médicos y enfermeras hacia la zona. También la empresa Poderosa está con su maquinaria pesada para nosotros tratar de llegar a las casas”, indicó.

Consorcio Nuevo Horizonte también ha sido otra de las empresas que se han unido a esta actividad. El gobernador regional, manifestó que el desastre también fue reportado al presidente de la República, Pedro Castillo, y agregó que el trabajo articulado no se detendrá durante este desastre natural.

“Se está desplazando ayuda humanitaria para la zona, no tenemos todavía ningún estimado de cuántas personas pudieron haber fallecido”, agregó.

Fuente: Amanece Trujillo