Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Un nuevo hecho sangriento afecta Piura. De 8 balazos y frente a su esposa, dos sicarios mataron al secretario y expresidente de la Ronda Campesina de Cieneguillo Sur, Elmer Castillo Pariatán (41), cerca de la carretera Panamericana Norte, en Piura; haciéndose pasar como clientes.

El suceso se dio el día 3 de junio, cuando dos jóvenes llegaron a su inmueble del sector Juan Velasco Alvarado para supuestamente comprar una botella de gasolina, siendo atendidos por el propio Elmer Castillo.

Cuando salió a entregarles el producto, uno de los sicarios sacó un arma y le disparó 8 balazos en la cara, matándolo de inmediato, dejándolo tirado y ensangrentado en la sala y al costado de la puerta principal de su vivienda.

“Él había llegado a su casa luego de dejar a sus tres hijos en el colegio, que se encuentra cerca, y cuando ha salido a venderles gasolina, le han disparado sin piedad”, contó unos de los vecinos de la zona donde radicaba.

Tras el hecho, se supo que los sicarios emprendieron veloz fuga hacia la carretera Panamericana Norte a Piura. A pesar que la Policía montó un operativo por la zona y con sus características, no pudo ubicarlos hasta el cierre de esta edición.

Los compañeros de la víctima señalaron que su muerte habría sido porque venía pidiendo que la obra que se va a ejecutar en un canal de regadío ubicado en Cieneguillo Sur, sea transparente, y trabaje allí gente profesional y de la localidad.

Se conoce que Elmer Castillo deja 3 hijos y era secretario de la Ronda campesina del sector Juan Velasco de Cieneguillo Sur, y anteriormente fue expresidente de dicho gremio.

Las amistades del occiso pidieron a la Policía de la División de Investigación Criminal (Divincri) de Piura que encuentren a los responsables de su muerte.

Fuente: Diario Correo

Artículo anteriorBarrick abandonó el proyecto y fue retomado por la empresa Boroo, de Singapur
Artículo siguienteGobernador Regional Manuel Llempén se aplica la cuarta dosis de la vacuna contra la covid-19