Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

Decenas de trabajadores de Chancay se posicionaron la mañana de este martes, en los exteriores de la embajada de España para reclamar por el incumplimiento de la indemnización prometida por la empresa española Repsol, la cual aseguró un pago por la afectación de las playas tras el derrame de petróleo en el litoral peruano el pasado 15 de enero.

Los pescadores, comerciantes, mototaxistas y familias enteras que llegaron hasta el distrito de San Isidro, mostraron su indignación cuando en lugar de obtener una respuesta, las autoridades de la embajada española prefirieron cerrar sus puertas y evitar el diálogo.

«No nos vamos a ir hasta obtener respuesta, ellos no saben todo lo que he tenido que pasar para venir hasta acá, he tenido que hasta empeñar mis cosas para conseguir para el pasaje porque no podemos trabajar y no nos moveremos hasta obtener una respuesta, hemos traido ollas y carpas y aquí estaremos si no nos dan solución» señaló una integrante de la Asociación de Mototaxistas de Chancay.

En esa línea, señalaron que Repsol sólo ha cumplido con dos pagos de compensación por el daño ecológico provocado y la afectación al comercio como consecuencia. Desde entonces, la empresa española no se ha pronunciado sobre el tercer pago habiendo pactado que el monto que proporcionarían para cada familia sería de 6 mil soles.

Según lo manifestado, son aproximadamente 150 días de actividades paralizadas, entre el comercio, la pesca, el transporte, el turismo, la gastronomía, entre otras, generando una considerable reducción de los ingresos económicos de estas familias.