Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

En los últimos días, Trujillo es el gran escenario de secuestros cinematográficos. Pero, extrañamente, los malhechores portan armas de fuego policiales, así como placas y chalecos, aparentando ser encargados del orden público, para llevarse a la fuerza a sus víctimas con paraderos desconocidos.

Bajo este contexto, Elvis Danny Solano Castañeda, de 28 años de edad, suboficial de tercera de la Policía Nacional del Perú, quien aún se encuentra vigente de servicio, aunque prófugo de la justicia, es imputado de ser el “mensajero y proveedor” de armamento de la organización criminal ‘Los Pulpos’.

Pese a que el titular del Juzgado de Investigación Preparatoria de La Esperanza, Rafael Romero Rodríguez, dictaminó la captura de Solano Castañeda y la ejecución de un operativo en el que efectivos antisecuestros allanaron su domicilio en el centro poblado Alto Trujillo, dirigido por el fiscal William Rabanal Palacios, no se le halló rastro alguno del fugitivo.

Se conoce que, Solano Castañeda laboró en la Sección de Robos de la División de Investigación Criminal (Divincri) de Trujillo, en el Complejo Policial de San Andrés, unidad neurológica de la lucha contra la delincuencia y el crimen organizado de la PNP en la ciudad de Trujillo.

Termina siendo irónico, que el Gobierno Regional La Libertad, el 10 de marzo del 2020, otorgó un reconocimiento al suboficial Elvis Danny Solano Castañeda y otros 11 agentes del Complejo Policial de San Andrés, por su “noble labor combatiendo la criminalidad y por acciones loables en favor de la comunidad”.

Artículo anteriorArrojan explosivo y carta extorsiva en una licorería de Víctor Larco
Artículo siguienteIngreso libre a universidades será para estudiantes vulnerables y con alto rendimiento académico