Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El miércoles 29 de junio, un grupo de ronderos allanó un domicilio para capturar y maltratar a mujeres sindicadas de practicar hechicería, en el distrito de Chilia, provincia de Pataz, región La Libertad.

De acuerdo a información preliminar, las féminas fueron obligadas a desnudarse, para ser violentadas, torturadas e, incluso, amenazadas por los ronderos.

El colectivo ronderil, presidido por el presidente de la Central Única de Rondas de Chilia, Manuel Quijano Muñoz, estaría conformado hasta por docentes, de los cuales 14 han sido identificados.

La gran parte de mujeres atacadas serían de edad avanzada; sin embargo, los ronderos justificaron su terrible actuar, afirmando que realizan prácticas de hechisería.

Artículo anteriorMujer recibe prisión preventiva por proveer de armas a supuesto sicario
Artículo siguientePobladores cuestionan al gobernador Manuel Llempén por falta de obras