Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

«Culminar la carretera Agallpampa – Julcán es un compromiso que ha asumido el Gobierno Regional de La Libertad para el beneficio de las comunidades directamente involucradas», informó el gerente general regional, Rogger Ruiz Díaz, para lo cual se ha optado reiniciar esas labores por administración directa.

Las palabras del funcionario fueron dichas ante los medios de comunicación el día de hoy, luego de que ayer estuviera en la provincia de Julcán junto a los gerentes regionales de Infraestructura y Contrataciones, y donde se registraron disturbios por parte de las rondas campesinas que estuvieron a punto de agredir a servidores del GORE La Libertad.

“Hemos ido a presentar una solución, pero lamentablemente ellos estuvieron en una actitud de no escuchar desde un inicio, y comportarse como han podido ustedes ver en las imágenes que ha difundido la prensa. Eso demuestra que no han tenido ningún compromiso de diálogo”, indicó Rogger Ruiz, quien agregó que ya presentó la denuncia contra los responsables en la comisaría del lugar y la Fiscalía.

El funcionario añadió que la solución que querían explicar ante la comunidad era el de reiniciar los trabajos por administración directa. Ello, luego de resolver el contrato con el Consorcio Julcán (integrada por las empresas JAGUI S.A.C. y WEIHAI Construction Group Company Limited), con quien se agotaron todas las alternativas de solución e incluso se advirtiera por carta notarial que debía empezar en un plazo de 10 días con la obra. Esa fecha culminó el 26 de julio.

“Tenemos un equipo técnico en campo realizando el trabajo topográfico para avanzar ya con el expediente de saldo de obra, el cual queremos terminar cuanto antes. Hemos calculado que, si todo va bien, a mediados de noviembre podríamos tener lista la carretera”, informó el funcionario, quien añadió que en el proyecto solo queda colocar el asfalto.

“Quedamos que el 18 de agosto irá una comisión de alcaldes y de Julcán a ARCC para solicitar la transferencia de recursos adicionales que faltan, que asciende casi a 4 millones. El precio del asfalto subió en 90% y eso requiere una actualización de costos. Y eso lo debe asumir ARCC. Lamentablemente tenemos normas que no nos permiten utilizar recursos propios para solucionar este tema”, manifestó

El proyecto Agallpampa – Julcán comprende el asfaltado de 15.6 km de carretera, con un espesor de 3 pulgadas y un ancho de vía de 6 metros, así como 9.600 metros lineales de cunetas, además de obras de arte; todo ello para darle una durabilidad de por lo menos 10 años.

Se estima que la vía beneficiará a 80 mil pobladores, principalmente de Agallpampa y Julcán. Los beneficiarios directos son de los sectores: La Florida, Lluin, Campo Bello, Santa Rosa, Chinchango, Santa Cruz, Piscopampa y Julcán.