Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

La fiscal adjunta provincial Mercedes Torres Carnero de la Primera Fiscalía Provincial Pernal Corporativa de Trujillo obtuvo, en adelanto de fallo, la sentencia condenatoria de veinte años de pena privativa efectiva contra Luis Alberto Camacho Rosario, como autor del delito de violación sexual en agravio de una persona con retraso mental moderado.

Además, el Segundo Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial ordenó una reparación civil de 5 mil nuevos soles a favor de la agraviada.

La fiscal logró acreditar en juicio oral que, la agraviada de iniciales M.E.C.R. fue declarada como discapacitada por el Consejo Nacional para la Integración de la persona con discapacidad (Conadis) en el 2010 por presentar una grave alteración de la conciencia y trastorno en el desarrollo del habla y del lenguaje. Ante ello, el imputado aprovechó que la joven escapó de su vivienda, ubicada en el distrito de Florencia de Mora el pasado 4 de enero de 2019.

Es así que, la tarde del 6 de enero (dos días después de huir de su casa), la agraviada bebía licor con Camacho Rosario y otras personas más en el parque Los Jazmines. Siendo las 5:00 de la tarde, el imputado se retira, junto a la agraviada, con dirección a su casa, ubicado en Prolongación Ramón Zavala en la Urbanización Las Casuarinas. Estando ya en su cuarto, Luis Camacho continúa dándole de beber alcohol y una pastilla de benzodiacepina a la víctima, para proceder a desnudarla y dar rienda suelta a sus bajos instintos.

Personal policial al tomar conocimiento de los hechos, tocan la puerta y con autorización del investigado ingresan al domicilio, encontrando a la víctima completamente desnuda y llorando debajo de la cama, quién indica haber sido agredida por el investigado.

Entre los principales medios probatorios presentados por Fiscalía, están la entrevista única en cámara Gesell de la agraviada, como prueba anticipada, donde relata de forma coherente y detallada los hechos en su agravio, sindicando como autor de los mismos al investigado; además, se contó con peritajes químicos toxicológicos y dosaje etílico, acta de verificación y certificado médico legal.