Sucríbete a Macronorte y apoya el periodismo de investigación en Perú

El Seguro Social de Salud (EsSalud) alertó que el uso de pirotécnicos como cohetecillos o luces de bengala, conocidas también como “chispitas mariposa”, puede causar severos daños a la visión, con el riesgo de requerir trasplante de córneas o provocar ceguera permanente.

Jenny Pecho, médico oftalmóloga del hospital Alberto Sabogal de EsSalud, advirtió que la quemadura por chispitas puede provocar una lesión tan profunda en la córnea, a tal punto que luego este tejido tenga que ser reemplazado.

Asimismo, indicó que las luces de bengala son peligrosas para la visión, cuando estas se juegan muy cerca de los ojos. También mencionó que los cohetecillos pueden provocar rupturas o traumas oculares que generan lesiones irreversibles y llevar a la ceguera.

En esa línea, precisó que en estas fiestas de fin de año, las lesiones oculares ocurren no solo por el uso inadecuado de pirotécnicos, sino también por accidentes al descorchar bebidas espumantes, por lo que debe mantenerse la distancia y evitar sacar el corcho violentamente.

“Si sufre de una lesión en un área superficial, producto de una quemadura o un chispazo, podemos emplear agua hervida fría o incluso agua de una cañería cercana para los primeros auxilios, con ello se arrastra toda aquella sustancia o químico que pudiera estar produciendo la lesión en la zona externa ocular”, recomendó la especialista.

Artículo anteriorMinsa: La Libertad solo cuenta con 4 playas saludables
Artículo siguienteLa Libertad: dictan cadena perpetua contra depravado que violó a su hija de 13 años