Funcionarios de la Municipalidad de Huanchaco son pareja y podría configurarse el delito de nepotismo

0
705

La secretaria general de la Municipalidad Distrital de Huanchaco, Gladys Mariela Tantaleán Olano, y el jefe de Catastro de la referida comuna, Félix Iván Chira Cabrera, son una pareja sentimental, según la información recogida por este medio entre los trabajadores ediles, y esto podría hacerlos incurrir en el delito de nepotismo.

De acuerdo a la normatividad vigente, se configura un acto de nepotismo cuando los funcionarios, directivos y servidores públicos, y/o personal de confianza de las entidades y reparticiones públicas conformantes del Sector Público Nacional, así como de las empresas del Estado, ejercen
su facultad de nombramiento y contratación de personal, o ejercen injerencia directa o indirecta en dicho nombramiento o contratación, respecto a sus parientes y por razón de matrimonio o unión de hecho.

En el referido caso, el funcionario Félix Chira fue el primero en ingresar a la gestión del alcalde Efraín Bueno y su pareja la secretaria general acaba de iniciar su trabajo en el municipio distrital y depende directamente del burgomaestre, según el organigrama de la comuna.

«Me reservo el derecho a hablar sobre mi vida privada. No tengo capacidad de designar o influir en la contratación, porque quien designa es el alcalde. Creo que es una cuestión de envidia, más que de razón. Si estuviera cometiendo un delito no hubiera aceptado la propuesta del alcalde», sostuvo la secretaria general de la Municipalidad de Huanchaco.

Para el abogado y periodista, Alfredo Galindo, las investigaciones administrativas y en el ámbito penal deberán demostrar que el funcionario no intercedió en la contratación de su pareja. «Se debe investigar si alguno de los funcionarios recibió un trato preferencial en el nombramiento de manera directa o indirecta», agregó el exfiscal del Ministerio Público de La Libertad.

Además, Galindo Peralta sostuvo que las normas que castigan el nepotismo. Si son analizadas de manera extensiva en el campo de la ética buscan que «dos familiares no pertenezcan a una institución», lo que se estaría violando en este caso.