El Gerente de Administración César Paz Ocampo y el Subgerente de Abastecimiento Odan fiadito Florián fueron cesados en sus cargos este viernes, tras conocerse la compras presuntamente sobrevaloradas que realizó la Municipalidad Provincial de Trujillo, para atender la emergencia ocasionada por el desborde de las quebradas y las intensas lluvias registradas en toda la provincia.

Mónica Gonzales, jefa del Área de Compras renunció al cargo y también abandono la gestión encabezada por el alcalde Elidio Espinoza.

Esta poda en la administración elidista, es el resultado de la denuncia de los regidores de minoría que denunciaron que los precios de los productos adquiridos para atender la emergencia tenían sobrecostos. El caso emblemático de esta seria acusación es la adquisición de botas de jebe a S/. 48 cuando su valor referencial en el mercado es de S/. 25 soles.

Aquí la lista completa de precios cotejados por los regidores de oposición:

Ojo, la diferencia de precios es considerable.

La respuesta que dio el Subgerente de Abastecimiento Odan fiadito Florián para defender la adquisición de estos costosos productos fue que «por ser al crédito, el proveedor aumentaba el precio». 

Lo peor esta por venir

Este no es el fin de la polémica por las compras que según todos los indicios habrían sido sobrevaloradas, la comisión investigadora de este caso que esta integrada por Rocío Taboada, Esperanza Yarleque y Doris Uriol ha descubierto que existen empresas fantasmas detrás de esta cuestionable compra.

El grupo de trabajo mantiene esta información bajo 7 llaves. La bomba explotará en breve. 

Elidio Espinoza el imán de la polémica. Peor imposible.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here